Otra de nuestras actividades es el tratamiento y depuración del Agua ,consiguiendo con nuestro equipos de Osmosis Inversa y Descalcificadores, una calidad del agua ciertamente óptima para la durabilidad de las instalaciones y electrodomésticos.

Agua Descalcificada
Comunmente llamada "agua blanda", es obtenida despues de un tratamiento de descalcificación donde se reducen las sales de calcio y magnesio a los mínimos recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

El contenido en cal del agua está directamente ligado a la naturaleza geológica del suelo que atraviesa. Por eso varía según la zona en la que se encuentre. Así, un suelo calizo provoca mayores contenidos en cal que un suelo granitico. La descalcificación del agua nos da grandes ventajas en la higiene, el hogar y la protección de las instalaciones.

El agua blanda es ideal para el aseo de la piel y el cabello, también para la colada y la vajilla. Además permite ahorrar hasta un 30 por ciento de energía gracias a la disminución de las incrustaciones y su efecto aislante, reduciendo el consumo energético de los calentadores y calderas tanto de gas como eléctricas.


El proceso de descalcificación se realiza gracias a la resina de intercambio iónico que contiene el descalcificador.

Esta resina se agota y se regenera con sal, que es el consumible que se ha de repostar.

Hay dos tipos de descalcificadores, los volumétricos y los cronométricos.

Los volumétricos calculán a través de un contador incorporado la cantidad de agua que ha pasado por un descalcificador y cuando llegan al límite dan la orden al descalcificador para que se regenere.

Los cronométricos calculan el tiempo y sirven para cuando existe un consumo de agua constante y se puede calcular en días cuantos litros se consumirán con el fin de introducirlo en el descalcificador y este reciba la orden de regenerarse cuando haya pasado el tiempo.


También para las viviendas, comunidades,centros deportivos etc...En los cuales es difícil o inviable instalar un descalcificador de Resina, existen los "descalcificadores" electrónicos, que tienen un montaje mucho más sencillo y ocupan mucho menos espacio. Si bien su funcionamiento es diferente,ya que no eliminan la cal del agua sino que alteran la composición química para que ésta se encuentre en suspensión y no se pegue en las tuberías y aparatos.

La unidad de control genera un impulso eléctrico y específico de alta frecuencia, que repercute en los tubos y en el agua a través de las bobinas de impulso. Después del tratamiento , los cristales de calcio se acumulan en forma de varillas. En esta forma lisa, los cristales ya no pueden formar incrustaciones. Las varillas de cal “no prejudiciales” fluyen con en el agua en forma de polvo calcáreo.
 

Gracias al tratamiento se libera una cantidad mínima de ácido carbónico. El ácido carbónico que existe también en la naturaleza disuelve la cal naturalmente.  El ácido carbónico liberado disminuye cuidadosa y lentamente incrustaciones de cal y óxido en la tubería.
El ácido carbónico solamente puede disolver “la cal de la cal” y de esta forma, en el tubo limpio permanece una fina capa protectora de carbonato, la cual impide en el tubo de metal corrosión peligrosa. En el sistema de tubos permanece una capa protectora contra la corrosión.

Cuando el agua tratada  sale de la tubería, ésta aún contiene cal en forma de sustancia en suspensión. Si las gotas de agua secan en las superficies, como p. ej. en la cocina o en el baño y lo que sobra es el polvo de la cal. Ya no se forman incrustaciones persistentes y los residuos de agua pueden ser limpiados fácilmente con un paño húmedo.  Ya no necesita más detergentes agresivos.

El agua no se altera químicamente ya que  se encuentra posicionado sobre la tubería. El organismo humano aún puede disfrutar de los minerales importantes y los oligoelementos. Las comidas y bebidas mantienen su sabor natural.

Fontanería Llorenç - C/ La Creu, nº 12 - C.P. 46703 Benirredrà - Valencia - Teléfono: 96 287 23 86  WathsApp 644 01 52 49

fontllorens@gmail.com